A la orilla del viento
 
latizq este boletín novedades agenda recomendados nuestros libros otros boletines
latizq este boletin novedades agenda catalogo otros boletines
  perrito con altoparlante

recomendados

 


Del otro lado del árbol

Buscamos entre nuestros libros favoritos y apareció Del otro lado del árbol, de Mandana Sadat.

Del otro lado del árbol

Mandana Sadat (Texto e ilustraciones)

Los especiales de A la orilla del viento, 1998
Tapa cartoné, 20,5 x 20,5cm, 28 pp. Color

$ 27,00 Comprar

¿Querés conocer los libros de la autora?

 

 

Este es un bellísimo libro que cuenta una historia de miedo, pero de mucho, mucho miedo, o bien podríamos decir que narra una historia donde, gracias al poder de los cuentos y la fantasía, el miedo se vuelve amistad. ¿Cómo es esto? Vamos a conocer un poco sus páginas...

Nena mirando por la ventana Viejita junto al fuego

 

Nena escondida tras el árbol
La nena se pasea feliz por el bosque hasta que
una luz en una pequeña cabaña la intriga. Cuando se asoma…¡Horror! La imagen de la viejita -arrugada, con las uñas larguísimas, envuelta en tétricos colores- la deja muerta de miedo.

 

La nena corre llorando, asustada, y se esconde
del otro lado del árbol. Pero la viejita sale de su cabaña y se acerca a ella hasta quedar espalda contra espalda. Sólo separadas por un tronco. ¡Momento de pánico! Pero la nena no corre ningún riesgo, ya que de la boca de la viejita saldrán las mágicas palabras “Había una vez” y comenzarán
las historias y la fantasía.
Viejita cuentacuentos

 

La escalera del dragón
Con esa frase que convoca a todos los cuentos brotará un dragón juguetón, multicolor, que llena de alegría a la nena y la invita a jugar y a montar en su cola para compartir más historias.

 

Y así termina este álbum, la nena y la viejita
ya están sentadas una junto a la otra, felices, cómplices, y con las mejillas sonrosadas.
La nena y la viejita ya son amigas

 

Es muy lindo ver cómo con pocas líneas, algunas para representar el cabello de la nena, o sus manitos, podemos ir comprendiendo cuánto miedo tiene. Del mismo modo, todo transcurre con imágenes aparentemente sin color, hasta la llegada del dragón, de la fantasía, pintado con rojos y cobres. Y en el final, tanto la nena como la viejita tendrán sus mejillas iluminadas de rojo.

 

Un espacio creativo: el sitio www.chicosyescritores.com

Como les contamos en otras ediciones de este boletín, en este sitio los lectores se pueden encontrar con los autores, ¡al menos a través de Internet! Allí, los chicos aportan ideas, discuten los argumentos, y opinan sobre los personajes y las historias en las que están trabajando reconocidos autores.

Ganadores de Argentina

Finalizó hace unas pocas semanas el primer concurso organizado por www.chicosyescritores.com, que consistió en escribir un cuento policial siguiendo algunas reglas y recordando que -como en todo buen cuento policial- siempre hay un misterio que debe ser resuelto por un ingenioso personaje dedicado a descifrar las pistas que encuentra en su camino. Para el cuento que les propusieron escribir, los chicos debían tener en cuenta lo siguiente:

Gato bizco

- La historia debía desarrollarse en un pueblo diminuto, en una tarde de tormenta.
- En la historia debían aparecer los siguientes elementos:

• un gato bizco
• una niña
• el señor más gordo del pueblo
• una bola de pelo
• un paquete de galletas
• un zapato roto

Y bueno, como se habrán imaginado por el título, ¡tuvimos cuatro ganadores de Argentina!, ellos son:

Santiago García Fernández, de 6 años, que vive en Esquel, provincia de Chubut.
Guadalupe Abril Cangiano Pupulín, de 9 años, vecina de Capital Federal.
Ramiro Manuel Fihman Rodríguez, de 10 años, también de Capital Federal.
Aldana Jacob Scattini, de 10 años, de Paraná, provincia de Entre Ríos.

A este activo grupo de jóvenes escritores ¡¡nuestra más cálida felicitación!!

¿Querés leer los textos ganadores?

¿Querés entrar al sitio?

Conocé las colecciones para niños y jóvenes de Fondo de Cultura Económica:


hasta la próxima

Pronto, prontito, en el próximo boletín, vamos a prepararnos para participar de los nuevos talleres, para recibir a los autores que nos visitarán y para leer los nuevos libros de la colección A la orilla del viento. Por ahora, nos decimos chau con unos versos de Barcos en la lluvia, de María Cristina Ramos e ilustraciones de Claudia Legnazzi.

Barcos en la lluvia

Las palabras son éstas:
botoncito y ojal,
Escalera y silencio.
¿Basta para empezar?

Tengo dudas, Teresa,
con la palabra ojal.
¿es un montón de hojas
que acaban de volar?

Lo que dices, Lucía,
mucha risa me ha dado.
Te cuento lo que entiendo
de su significado:

Ojales son los ojos
que tienen las camisas,
por donde los botones
asoman su sonrisa.

bravo!!

 

 

Para acercarnos tus sugerencias y opiniones, nos podés escribir a  alaorilla@fce.com.ar y si te gusta, esperamos que recomiendes este boletín a tus amigos, familiares y conocidos.