A la orilla del viento
 
latizq este boletín novedades agenda recomendados nuestros libros otros boletines
latizq este boletin novedades agenda catalogo otros boletines
  perrito con altoparlante

recomendados

 

 

Bruno el rezongón

Los misterios del señor Burdick

Katja Mensing (Ilustraciones y texto)

Los especiales de A la orilla del viento, 1993
Tapa cartoné, 28 x 24 cm, 32 pp.

$ 62,00 Comprar

 

Luego de una sabrosa comida, Bruno llama por teléfono a su amiga Brita para jugar juntos, pero nadie contesta el teléfono. Luego, se sienta a ver un aburrido noticiero junto a sus padres pero lo hacen callar. Para colmo, le han dicho claramente que si no ordena su habitación irá en penitencia al corral.

El niño con bigotes

 

Llueve a cántaros, así que salir a jugar afuera tampoco es un buen programa. Justo cuando saca el último regalo de su abuela para jugar, suena el timbre. ¿Quién es?

 

El niño con bigotes

 

¡Es Britta! Una amiga súper divertida con la que pueden jugar a montar caballos, cabalgando a través del ancho mundo; soportar tormentas, mientras al mando de un barco pirata asaltan barcos mercantes y sobrevivir a un naufragio.

 

El niño con bigotes

 

También, armados de coraje y con el equipamiento más sofisticado, operarán a Osito, jugarán a las escondidas, harán muecas graciosísimas frente al espejo y ensayarán para tener un circo haciendo las mejores acrobacias.

El niño con bigotes

 

Y para la hora de la cena, los papás de Bruno invitaron a Britta a quedarse. ¿Qué es lo que tienen Britta y Bruno en el cuerpo? ("¿Y dónde está mi lápiz para las cejas?”, pregunta la mamá de Bruno.)

El niño con bigotes

 

Un regalo para Bruno

Los misterios del señor Burdick

Katja Mensing (Ilustraciones y texto)

Los especiales de A la orilla del viento, 1993
Tapa cartoné, 28 x 24 cm, 32 pp.

$ 62,00 Comprar

 

Bruno estaba bailando al ritmo de su música favorita cuando descubrió que su disco se había rayado, en medio de esta gran decepción, escuchó el ruido del motor de la camioneta del correo. Traía un regalo ¡para Bruno!

El niño con bigotes

 

La caja del paquete era rectangular y la enviaba tía Gloria con una tarjeta para su sobrino Bruno. El pequeño dio un fuerte soplido, apretó los botones… ¿Adivinen qué era?

El niño con bigotes

 

Bruno tuvo que irse a lo de Otto, su amigo, porque en su casa no saben apreciar su música. ¿Sabrán en lo de Otto? Bruno y Otto parecen dos artistas incomprendidos, hasta que invitan a Britta a sumarse a la banda. Pero ella está ocupada cuidando de su hermanito, Leo, que es verdaderamente muy gritón y llorón.

El niño con bigotes

 

Muy inspirados los tres, comenzaron a tocar varias piezas y a cantar. Britta, Bruno y Otto lograron que el bebé se callara y se meciera con la música, fascinado. Cuando llegaron los papás de Britta quedaron asombrados, sobre todo con el concierto. Tanta buena música merecía un gran premio.

El niño con bigotes

 

La propuesta gráfica y estética

Hasta aquí las historias, ahora los invitamos a detenerse en el arte de esta ilustradora, en su propuesta gráfica tan interesante.
Está todo ilustrado con línea negra o con planos plenos de color negro. La línea es muy expresiva e irregular. Si bien hay una gran abstracción en la imagen, el dibujo busca figurar objetos de la realidad como caballitos de madera, espejos, camas, mantas, sillones, televisores y otro número de objetos domésticos, además de personajes que, en este caso, son cebras humanizadas. A diferencia de otro tipo de dibujos más tradicionales, aquí el contraste entre figura y fondo o entre distintas figuras no se da por color, tampoco la línea delimita contornos que son “rellenados” por color o por texturas. Aquí todo se construye a partir de plenos de color blanco o negro y la línea, grotesca por momentos, desaforada a veces, forma –con distintos grosores– los objetos y el entorno que quiere recrear.
Sería mejor decir que la línea a veces es blanca, sobre fondo negro. Entonces, con líneas blancas sobre negro, negras sobre blanco, líneas de grosores variables y de distintas inclinaciones en el plano, se va logrando conformar un universo propio. Es un manifiesto a la economía de recursos.
Es fantástico, por ejemplo, ver cómo en Un regalo para Bruno la autora logra con este manejo de la línea, dibujar hasta el sonido. Les dejamos este desafío: ¿conocen otro libro en el que se dibuje el sonido, la música?

 

Conocé las colecciones para niños y jóvenes de Fondo de Cultura Económica:

 

Hasta la próxima

Seguro que se quedaron pensando en la vida, en como transcurren los días y los ciclos y las noches. Y en cómo todo se transforma, cambia y viaja. Por suerte, pronto conoceremos algo más sobre Árbol de la vida, un libro lleno de preguntas, que arriesga explicaciones sobre las cosas más difíciles: la tristeza, la muerte, el sol, la lluvia:

  Reckless

Dice mi abuelo
que la tristeza
de los días
duerme
en las calles
y se cubre
con hojas
de periódico.

A veces un sol de sal
se anuncia en el
horizonte
de los ojos de mi abuelo.

Dice mi abuelo
que la muerte
es la sed amable
de la tierra,
que se bebe
a los hombres
como a gotas
de agua.

 

 

 

¡¡bravo!!

Para acercarnos tus sugerencias y opiniones, nos podés escribir a  alaorilla@fce.com.ar y si te gusta, esperamos que recomiendes este boletín a tus amigos, familiares y conocidos.