A la orilla del viento
 
latizq este boletín novedades agenda recomendados nuestros libros otros boletines
latizq este boletin novedades agenda catalogo otros boletines
  perrito con altoparlante

recomendados

 

 

Ani y la anciana

Ani y la anciana

Miska Miles y Peter Parnall (Texto / Ilustraciones)

Los especiales de A la orilla del viento, 2004
Tapa cartoné, 22 x 24 cm, 44 pp.

$ 47,00 Comprar

 

 

Clásico libro de FCE y clásico libro de la literatura norteamericana para niños. Esta historia fue publicada por primera vez en 1971,y tiene la vigencia de las historias entrañables, profundas y emotivas. Cuenta la historia de una familia de navajos, en su mundo de arenas ondulantes, riscos cobrizos, planicies cubiertas de maizales, cactus relucientes y coyotes al acecho.

 

En su mundo, Ani ocupa sus días entre los corrales, la siembra, las tareas en la choza, la recolección de agua y la escuela.

 

 

La abuela de Ani completa los días cocinando para su familia, contando historias por la noche y tejiendo en su telar. La anciana cree que es tiempo de que Ani aprenda a tejer. ¿Por qué?
Una noche, cuando todos terminaron sus tareas y luego de la cena, se reunen alrededor de la abuela que les anuncia que muy pronto terminará el último tapete:
"—Hijos míos, cuando el nuevo tapete se pueda bajar del telar, yo me iré a la Madre Tierra.
Ani se estremeció y miró a su madre.
Los ojos de su madre brillaban llenos de lágrimas, y Ani supo lo que su abuela quería decir.
Su corazón dio un vuelco, y ella guardó silencio"

  Ani y la anciana

 

 

Ani y la anciana

 

Ani siente mucha tristeza, no quiere que llegue ese momento, es más, le pregunta a su madre cómo puede saber su abuela que llegó el momento de “ir con la Madre Tierra”. La respuesta es sencilla en boca de la madre de Ani, la abuela lo sabe porque vive en armonía con la naturaleza, con la tierra, con los animales, con sus tiempos. No quiere recibir el regalo —la lanzadera para tejer en el telar— que simbolizará la partida de su abuela.

 

 

La abuela de Ani continúa trabajando en el telar; y esto no hace sino aumentar la angustia de Ani que no sabe cómo detenerla, cómo detener el tiempo. La abuela sabe que debe terminar el tapete. Ani está convencida de que puede torcer el futuro, de que puede cambiar las cosas y detener el tiempo. Se propone dar trabajo en la escuela, para hacer que su familia se vea obligada a ocuparse de ella y distraer a la abuela. Su maestra es comprensiva, nada ocurre. Entonces Ani resuelve dejar escapar a los animales del corral, ¡cualquier distracción ayudaría para que su madre y su abuela dejen de tejer el último telar!

 

 
Ani y la anciana

 

Como último recurso, Ani utiliza la misma estrategia de la mítica Penélope, decide destejer lo hecho por su abuela. De todos modos llega el momento de una pequeña charla, la abuela decirle hablar con Ani, para que comprenda y acepte:

—Nieta mía —dijo—, has querido detener el tiempo. Eso no puede hacerse.

Finalmente, Ani logra comprender muchas cosas. Vuelven juntas con su abuela a la choza. Y le dice que está lista para tejer con la lanzadera que recibió en herencia. Así, «Tomó un hilo de lana gris y empezó a tejer.»

 

 
Ani y la anciana

 

 

 

Conocé las colecciones para niños y jóvenes de Fondo de Cultura Económica:

 

Hasta la próxima

En este número del boletín pensamos en lo que no está, en algunas ausencias, también en algunas ideas que tenemos acerca de cómo tiene que ser la vida y en cómo podemos sentir calor y abrigo aún en los días que están ahogados por la pena y la falta de alegría.

En el próximo número, les presentaremos a alguien que es maniática de las explicaciones, alguien que se hace preguntas todo el tiempo y que no se conforma con razones simples.

Maniática de la explicación

 

Pero no sean impacientes, ¡esperen hasta el próximo número!
                                          
"Impaciencia es una alarma en coche que se dispara en medio de tu pecho"

 

¡¡bravo!!

Para acercarnos tus sugerencias y opiniones, nos podés escribir a  alaorilla@fce.com.ar y si te gusta, esperamos que recomiendes este boletín a tus amigos, familiares y conocidos.