A la orilla del viento
 
latizq este boletín novedades agenda recomendados nuestros libros otros boletines
latizq este boletin novedades agenda catalogo otros boletines
  nene con telescopio

novedades

 

 

 

¿Cómo es tu papá?

¿Cómo es tu papá?

Estrella Burgos / Miguel Tanco (Texto / Ilustraciones)

Ojitos pajaritos, 2009
Tapa cartoné; 18,5 x 18,5 cm, 32 pp.

$ 46,00 Comprar

 

 

Los más pequeños están de fiesta con este nuevo título de la colección Ojitos Pajaritos, una primera aproximación a la ciencia, pero sin perder el juego.

Igual que pasa con las mamás, los papás no son todos iguales. Cada especie animal se comporta de modo diferente y contra lo que podríamos suponer. Muchos de ellos permanecen mucho tiempo cuidando a sus crías o ayudando a conseguir el alimento para sus pequeñuelos.

En el libro se cuenta el caso del caballito de mar que queda “casi embarazado” porque protege en su panza los huevos de los que saldrán hasta 300 pequeños caballitos, lo que se dice un papá muy productivo.

 

 

Ni qué decir del pingüino que está decidido a cuidar del gran huevo durante semanas entre sus pies para darle todo el calor necesario y, de paso, mantenerlo lejos de otros animales.

 

 

¡Qué bonito grupo! Parecen un montón de chismosos que se han reunido para ver algo. No están todos sobre un almohadón, ¡es el huevo gigante que cuidan!

La propuesta de Ojitos Pajaritos trae información muy precisa y sencilla de comprender. Mientras van pasando las páginas cerradas, se crea un poco de incógnita hasta tanto los chicos despliegan los dobleces y descubren debajo al gran papá en cuestión. Este libro, como toda la colección Ojitos Pajaritos, se desarrolló en colaboración con el Museo Universum, que pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

 

¿A quiénes recomendamos este libro?

A los pequeñitos, para incentivar en ellos su curiosidad por el mundo que los rodea, y a sus mayores porque encontrarán buenos momentos para compartir.

Otros libros de esta colección: ¿Para qué usas la lengua?,¿Cómo es tu mamá?, ¿Quién pasó por aquí?, ¿Por qué se esconden?

Otros libros sobre papás: Mi papá, de Anthony Browne; Papá escapó con el circo, de Etgar Keret y Rutu Modan.

 

El abuelo ya no duerme en el armario

El abuelo ya no duerme en el armario

Silvia Molina / Silvana Ávila (Texto / Ilustraciones)

A la orilla del Viento, 2009
Rústica, 15 x 19 cm, 44 pp.

$ 27,00 Comprar

 

 

 

Esta lindísima historia comienza cuando Alejandro recibe el mejor regalo de cumpleaños: la visita de su abuelo. El viejo capitán, ahora jubilado, es un poco estrafalario y no se parece mucho a los otros abuelos. Come chocolate a escondidas, le enseña a usar herramientas prohibidas a su nieto y hasta es capaz de ir a retirarlo del colegio con la excusa de visitar al médico, pero enfilar directo hacia el zoológico.

 

 

Como su abuelo es diabético y tiene prohibidos los dulces, Alejandro y él terminan haciendo un trato: “No vuelvas a comerte el chocolate de mi mamá porque voy a tener que acusarte”, dice Alejandro que no quiere verlo enfermo, a lo que su abuelo, el viejo capitán, responde: “Lo prometo, capitán. Es un trato”.

 

El abuelo llegó de noche, sin que lo esperaran, pero en un instante consiguió toda la complicidad con su nieto. A la hora de dormir, brújula en mano, decidieron el rumbo del cuarto, el lugar en la habitación de Alejandro que le tocaría para dormir. Y como lógicamente la brújula apuntó al norte, hacia allí fueron a armar la cama del abuelo. ¿Norte? Eso era exactamente dentro del armario de Alejandro. ¿Y qué creen que hizo el abuelo? Se acomodó para dormir en el armario.

Lo bueno no dura para siempre, ya se sabe. Aunque el abuelo contaba las mejores historias, armaba partidos de fútbol para que Alejandro jugara con sus amigos Lulú, Pocho y Toño, o fabricaba películas caseras para todos ellos, un día armó sus cosas y se volvió a su casa donde lo esperaba la abuela.

 

 

 

Antes de irse, le enseñó a su nieto a pedir deseos mirando las estrellas. No sabemos qué pidió Alejandro (ya se sabe que si el deseo se cuenta no se cumple), pero al poquito tiempo llegó una niña nueva al barrio, Luci, que parece tener el cabello más negro y más lacio del mundo, una sonrisa chuequita y ojos que brillan como ningunos.

 

¿A quiénes va dirigido este libro?

Para los que aman a sus abuelos, para los que quisieran que sus abuelos fueran distintos -como Lulú, Pocho y Toño- y para los que ya no tienen abuelos este libro les resultará muy conmovedor y muy entrañable.

Otros libros de la colección con abuelos muy destacados: Ani y la anciana, El mejor truco del abuelo, Ramona la mona, Alex quiere un dinosaurio, Gallego. A la orilla del mar.

 

 

Lucas

Lucas

Kevin Brooks

A través del espejo, 2009
Rústico, 14 x 23 cm, 334 pp.

$ 64,00 Comprar

 

 

 

 

Caitlin vive en una isla, Hale, junto a su padre y a su hermano que ha regresado de vacaciones a su hogar luego de las clases en la universidad. Ella es una adolescente de 15 años que vive muy a gusto, en un ambiente bastante solitario y muy en contacto con la naturaleza. Sólo parecen perturbarla la melancolía de su padre y su creciente afición al alcohol; pero el clima familiar se altera con la llegada de Dominic, su hermano, que parece hostil hacia este entorno tan bucólico y silencioso.

De manera inesperada, Lucas aparece en el camino. No intercambian ni una palabra, pero se miran a los ojos. Allí parece nacer un entendimiento profundo entre ellos. Lucas es un ser extraño, diferente, no obstante, parece saber del mundo y de la gente más que nadie. Es como un joven sin edad, con apariencia de adolescente -tiene tal vez 16 años- y con una comprensión fina y profunda de los hombres y de sus reacciones. A pesar de un físico delgado, Lucas demuestra tener gran resistencia y valía. Por extraños motivos, todo lo que él hace se vuelve sospechoso y amenazador para Hale. Pero no para Caitlin. Los jóvenes de Hale lo celan y dan comienzo a una larga serie de rumores y de comentarios maliciosos hasta dotar a Lucas de una imagen de peligrosidad que vuelve a todo el mundo en su contra. La carga de violencia y discriminación de todo el poblado parece estar volcada sobre Lucas, el gitano, el vagabundo, el pervertido, la escoria, la amenaza. Sólo Caitlin parece conocer en profundidad a Lucas, su valor, su bondad. Está enamorada.

La joven pasa por algunos episodios verdaderamente traumáticos. Uno de los jóvenes “intocables” de la comunidad, Jamie, parece no tener límites e intenta abusar de Caitlin que no atina a contar lo sucedido a su familia. Luego, en una salida típicamente juvenil, se ve envuelta en circunstancias chocantes donde los demás jóvenes parecen un poco excedidos en varios sentidos y Caitlin sólo puede sentirse fuera del círculo.

La novela es un juego de tensiones entre los silencios de Caitlin que observa con pesar a su padre aferrado al pasado y al alcohol, a su hermano que no puede mostrarse tal cual es, tan pendiente que está de ser aceptado por los otros jóvenes, y la violencia creciente que se va manifestando entre los muchachos y muchachas del poblado. La sexualidad se vuelve descarnada, el consumo de drogas, visible; y el desprecio al diferente y a cualquiera que se oponga a este estado de cosas, constante. También muestra qué difícil es para los jóvenes mantener su independencia de criterio en un mundo que no tolera a nadie que piense o se muestre distinto.

 

Otros libros de la colección (donde los protagonistas comprenden que el resto está actuando alienadamente, como parte de una "manada"): Gravedad artificial, De repente en lo profundo del bosque, Sinfonía de Coram y Una botella en el mar de Gaza.