A la orilla del viento
 
latizq este boletín novedades agenda recomendados nuestros libros otros boletines
latizq este boletin novedades agenda catalogo otros boletines
  nene con telescopio

novedades

 

 

 

Plip & Charly en ¿Te da miedo la oscuridad?

Plip & Charly en ¿Te da miedo la oscuridad?

Jonathan Farr (Ilustraciones y texto)

Los especiales de A la orilla del Viento, 2009
Tapa cartoné, 19,5 x 24 cm, 40 pp. Color

$ 39,00 Comprar

 

 

 

Plip y Charly están dispuestos para irse a dormir, tan dispuestos como lo están todos los chicos del mundo ¡con las luces prendidas! La casa no termina de quedar en silencio. Los dos amigos, muy juntitos, camas contiguas, escuchan ruidos. Ruidos extraños, atemorizadores. Y pelean por ver quién será el valiente que se asomará "Asómate tú", "No, asómate tú", se dicen uno al otro. Cuentan hasta cinco y descubren, debajo de la cama, a un ser grandote, peludo, narigón: un ogro.

 

 

 

La cosa no mejora, ahora son tres los miedosos, son tres los que escuchan ruidos y no quieren moverse para ver qué o quién los está asustando. "Asómate tú", "No, asómate tú", otra vez discuten hasta que cuentan 1, 2, 3, 4 y... ¿quién estará escondido en el ropero, vestido de negro, muy, muy pálido, con colmillos afilados y colgado cabeza abajo? ¡Efectivamente, es el vampiro!

 

 

 

¡Esto empeora! Son cuatro tembleques muertos de miedo, empujándose y queriendo que los otros vayan a ver qué se esconde y hace ruido. Plip, Charly, Ogro y Vampiro cuentan hasta 3, vencen sus temores y descubren a Fantasma en la escalera. ¡Oh, qué miedo! (no griten tanto que Fantasma está verdaderamente asustado).

 

 

 

¿Cómo es posible? Siguen escuchándose ruidos, vienen de abajo, de la cocina. "Asómate tú", "No, asómate tú". ¿Quién se atreve? ¿Contamos? (sólo hasta 2, Ogro sólo sabe contar hasta 2), 1, 2... ¿Y esa sombra feroz? ¡Es Ratoncito! Está asaltando la heladera y dice “rico queso”.

 

 

 

 

 

 

Después de tanto susto les dio mucho hambre, así que hacen entre todos un super pic-nic. Finalmente, llega la hora de dormir y cada uno vuelve a su casa. Vampiro y Fantasma, vuelan por el cielo; Plip y Charly están en sus camas, Ratoncito en su cueva; la ventana queda abierta... ¿de quién será esa manota peluda que asoma para llevarse un osito?

 

Otros libros de Jonathan Farr en FCE

Plip y Charly en ¿Te da miedo la oscuridad? es el primer libro realizado íntegramente por este autor. FCE publicó varios libros en los que muestra su trabajo como ilustrador: Las aventuras de Max y su ojo submarino (sobre textos de Luigi Amara); Ripios y adivinanzas del mar (sobre textos de Fernando del Paso); y ¿Para qué usas la lengua? (escrito por María del Carmen Sánchez Mora).

 

¿A quiénes les recomendamos Plip & Charly en ¿Te da miedo la oscuridad??

A todos los miedosos, a todos los que han tenido miedo alguna vez en su vida, a… ¿existe alguien que no haya revisado, nunca, debajo de la cama?

 

 

Cuento del Conejo y el Coyote / Didxaguca' sti' Lexu ne Gueu'

Cuento del Conejo y el Coyote / Didxaguca' sti' Lexu ne Gueu'

Natalia Toledo / Francisco Toledo (Texto / Ilustraciones)

Edición bilingüe español-zapoteco
Clásicos, 2008
Tapa cartoné, 19 x 28 cm, 41 pp. Color

$ 44,00 Comprar

 

 

 

Cuenta la autora de esta versión escrita de un cuento oral de la tradición zapoteca, Natalia Toledo, que a los niños de su comunidad les narran cuentos no sólo cuando se van a dormir, sino a cualquier hora del día. Pero es la noche el mejor momento del día para contar historias de muertos, de aparecidos, de árboles que caminan en la oscuridad, de personas que se transforman en animales.

 

 
Comienza esta historia contando sobre Conejo, alegre, siempre de fiesta en fiesta y trasnochador, que una vuelta de regreso de un festejo, y muerto de hambre, roba unos chiles de un huerto. El dueño del sembradío detecta las huellas del ladrón y arma un muñeco de cera para ahuyentar a Conejo. Orejas de totopo, como le dicen a Conejo, vuelve a robar chiles y queda atrapado, pegoteado en el muñeco de cera.

 


Ya su dueño se relame imaginando que ese conejo que atrapó y está colgando en la bolsa de red irá a enriquecer y saborizar su olla, cuando pasa Coyote y se asombra de verlo ahí prisionero.

  Y como éste es también un cuento de pícaros, Conejo le responde que lo quieren casar a la fuerza con la heredera y que esa olla es parte de los preparativos de la boda. Coyote acepta cambiar de lugar con Conejo. Gran sorpresa se llevan todos, el dueño del sembradío que soñaba con un conejo frito y el coyote que cae en la olla con agua hirviendo.

 

Vendrán nuevos engaños, Conejo lo atragantará con frutos, lo convencerá de que tiene que sostener una piedra pesadísima que sirve para que el mundo no se caiga, y lo incitará a golpear con un palo un panal de abejas (habitado por “niños que están estudiando”); por último, pobre y tonto Coyote, se dejará tentar con un enorme queso, una rueda blanca que se refleja en el fondo del río.

 

 
Orejas de totopo, Conejo, que ha subido hasta la luna y duerme recostado en ella, será un eterno recuerdo para Coyote que las noches de luna llena aúlla hacia Conejo porque sigue esperando vengarse.

 

Este cuento clásico zapoteco en edición bilingüe español-zapoteco refleja el universo aborigen tanto en su escritura como en sus imágenes y es un puente para que los niños zapotecos puedan leer en su lengua materna y para que los niños que hablan español puedan leer en la suya mientras conocen otras concepciones del mundo, que están presentes en la misma América.

 

La memoria de las mujeres y los hombres que hablan el lenguaje de las nubes atesora los momentos y los signos de su vida en común. Por ello, los zapotecas del Istmo saben que nadie vive solo. Cada uno mantiene una conversación con los que ya han pasado. Cuando uno habla, todas las vidas se encarnan en él o en ella; se escuchan todas las voces, de hombres y animales, los sonidos de los árboles y los murmullos de la tierra. Con este ancestral acervo, los zapotecas han construido su historia, sus historias.

Josefina Vázquez Mota
secretaria de Educación Pública de México.

 

Cultura zapoteca: La cultura zapoteca es precolombina; históricamente ha ocupado el sur de Oaxaca y el istmo de Tehuantepec, esa porción de tierra bien angosta de México. El nombre zapoteca es de origen náhuatl y quiere decir "el pueblo del zapote", ellos se denominaban así mismos "be'nezaa", que significa "el pueblo de las nubes", y dicen hablar con el lenguaje de las nubes. En la actualidad son más de 400 mil los zapotecos de México.

 

¿A quiénes les recomendamos Cuento del Conejo y el Coyote?

Este clásico de las culturas originarias de América resultará atractivo para los chicos, los jóvenes y los adultos porque las permanentes trampas y mentiras del astuto Conejo los remontarán a los tradicionales cuentos de pícaros propios de la tradición oral de gran parte del mundo.