NOTA DE PRENSA

Nota: Psicoanálisis y política
Autor de la nota: Carolina Menéndez Trucco
Medio: La Nación – Revista ADN
Fecha: 24/04/2010
Libro: LA IZQUIERDA LACANIANA
Autor del libro: Yannis Stavrakakis
Extracto:

Faltan palabras para decir toda la verdad, ya que, en línea con el psicoanálisis lacaniano, fuera del espacio del análisis, la teoría se queda corta a la hora de cartografiar la experiencia. O, como reformula el politólogo y analista del discurso Yannis Stavrakakis en La izquierda lacaniana. Psicoanálisis, teoría y política: "el saber en general nunca es suficiente y siempre hay algo que se escapa". Dicha falta constitutiva del sujeto, según este profesor de Ciencias Políticas por la Universidad Aristóteles de Tesalonia, constituye una de las herramientas conceptuales que aporta la disciplina para el análisis de la política.
Lejos de haber sido el primero en descubrir el recurso, Stavrakakis circunscribe el campo intelectual que hoy puede definirse como "la izquierda lacaniana": el grupo de teóricos contemporáneos que aplica al análisis político los postulados de Jacques Lacan (1901-1981) y que tiene su epicentro en figuras como Alain Badiou, Slavoj Zizek, Ernesto Laclau y, en la periferia, Cornelius Castoriadis.
Apenas comienza el volumen, el autor despeja el interrogante que inmediatamente surge de la asociación de dos términos que parecieran no confluir. En opinión de Stavrakakis, "la relevancia que tiene la obra de Lacan para la teoría política crítica no se arraiga en su biografía", ni presupone la relación particular del psicoanalista francés con la izquierda. Más allá del 'radicalismo antiutopista' que, según el politólogo, lo distanciaba de la corriente, la conexión no surge de antemano sino en la articulación que hacen de ésta los actuales referentes.
"Zizek ha propuesto una combinación explosiva del psicoanálisis lacaniano y la tradición marxista con el objeto de cuestionar los supuestos mismos del circuito del capital; Badiou se ha reapropiado de Lacan en su radical ética del acontecimiento, y Laclau -referente ineludible del posmarxismo- ha señalado que aporta herramientas decisivas para la formulación de una teoría de la hegemonía".
El libro se divide en dos grandes partes. En la primera, Stavrakakis dedica un capítulo a un autor y desarrolla qué toma en particular del pensamiento de Lacan y qué relación guarda con la izquierda. En la segunda parte, mucho más accesible para el lector no especializado, la dinámica del volumen se desplaza al análisis de imaginarios políticos y construcciones sociales concretas como el nacionalismo, la identidad europea, el consumismo del capitalismo tardío y la representación actual de la democracia. Si quedaba alguna duda acerca de las ventajas con las que corre el psicoanálisis a la hora de analizar el terreno de lo político, en este apartado quedan despejadas.
Al continuar el trabajo emprendido por el propio Stavrakakis en Lacan y lo político , La izquierda lacaniana deja asentado que, aun corriendo los riesgos de la extrapolación, ciertas nociones del psicoanálisis pueden ser aplicables al análisis político como instrumentos para allanar el porqué, más allá de toda alienación, la transformación social es posible. La única manera de hacerlo, se sugiere, es redirigiendo el afecto: la libido para Freud y la jouissance para Lacan. Tarea no menor, que si bien comienza a esbozarse en el libro, no termina de resolverse.

 

Otras Notas de prensa

"Nadie puede enamorarse del mercado"