NOTA DE PRENSA

Nota: "La matemática está más cerca del arte que de la ciencia"
Autor de la nota: Luis Aubele
Medio: La Nación
Fecha: 06/04/2008
Libro: FRAGMENTOS DE UN DISCURSO MATEMÁTICO
Autor del libro: Pablo Amster
Extracto:

"El libro de la naturaleza está escrito en caracteres matemáticos, sostenía Galileo. Es que la matemática está en la estructura de nuestro pensamiento, en el lenguaje, es una parte importante de nosotros", reflexiona Pablo Amster, doctor en Matemáticas egresado de la UBA, y profesor e investigador del Conicet. Es autor de La matemática como una de las bellas artes y de Fragmentos de un discurso matemático, que presentó hace unos días. "Un libro para lectores iniciados. Pero para compensar (ríe), en la próxima feria del libro presentaremos Mucho, poquito y nada, una obra de divulgación para recién llegados." Confiesa que sus otras grandes pasiones son la poesía y la música, y que supo ser un buen concertista de guitarra. "Pero no es una casualidad, creo que la matemática está más cerca del arte que de la ciencia. Su manera de crear universos es muy similar a la creación artística. En Mozart hay mucha matemática y huellas similares encontramos en las artes plásticas, en el cine. La paradoja es una expresión matemática."

- ¿Puede dar un ejemplo?

- Seguramente, recordará El adivino, un texto de Borges que dice: "En Sumatra, alguien quiere doctorarse de adivino. El brujo examinador le pregunta si será reprobado o si pasará. El candidato responde que será reprobado". En la obra de Borges tropezamos con las matemáticas a cada paso. La paradoja es algo remoto, Epímedes, poeta, filósofo y matemático nacido en la ciudad de Gnosos, en la isla de Creta, afirmaba que "todos los cretenses son mentirosos", pero Epímedes era cretense, entonces, ¿se le podía creer? También la descubrimos en la obra de un poeta que valoro especialmente, el portugués Fernando Pessoa (1888-1935).

- ¿Qué dijo?

- Un tema constante en la obra de Pessoa es el hombre sin identidad, difícil de encontrar porque se diluye en varias personas a la vez. Recordemos uno de sus poemas clásicos, El poeta es un fingidor . "El poeta es un fingidor./ Finge tan completamente/ Que hasta finge que es dolor/ El dolor que de veras siente./ Y quienes leen lo que escribe,/ Sienten, en el dolor leído,/ No los dos, que el poeta vive,/ Sino aquel que no han tenido..." Hay un famoso novelista británico, Julian Barnes, autor de El loro de Flaubert, amante de las matemáticas y la cocina, que en 2003 escribió El pedante en el cocina.

- ¿El pedante en la cocina?

- Una recopilación de artículos periodísticos donde cuestiona, entre otras cosas, el rigor del contenido de las recetas de cocina. Por ejemplo, hace una divertida disquisición sobre qué significa "tomar una cebolla mediana". ¿En realidad, qué tamaño debe tener? Barnes también es autor de varias novelas policiales con el seudónimo Dan Kavanagh.

- ¿Le gustan los policiales?

- Me gustan. Especialmente la obra de Edgar Allan Poe, poeta e inventor del género en 1841, que ha influido en escritores tan diversos como Baudelaire, Chesterton, Conan Doyle y Paul Valéry. El detective de Poe es el caballero Augusto Dupin que, como su autor, es un personaje paradójico, como se prueba en el relato La carta robada. También, la obra de mi colega Guillermo Martínez, que revalora el relato policial deductivo. Es autor también de un interesantísimo ensayo: Borges y la matemática. En el relato policial se produce un fenómeno curioso: el protagonista piensa para atrás, tiene un efecto y debe buscar sus causas. Un proceso que va en sentido contrario a la lógica, lo que se denomina aducción. Veo entrar a alguien todo mojado y, por aducción, deduzco que afuera llueve. Es lo que hace Sherlock Holmes a lo largo de todo el relato, pensar hacia atrás. Luego, en el capítulo final nos sorprende a todos, recomponiendo la historia. Deduciendo. Todo eso es matemática.

- ¿Y en el cine?

- Pienso en los films del notable Alfred Hitchcock, por ejemplo Vértigo, donde todo se resuelve a la manera de un teorema fantástico. Un ejemplo interesante es Pi, fe en el caos, film estadounidense independiente, de 1998, del director Darren Aronofsky. Cuenta la historia de Max Cohen, un matemático creador de Euclides, una computadora con la que piensa encontrar la clave numérica de la realidad, desde la Bolsa de Valores hasta los aros que forma el humo de un cigarrillo.

- ¿Qué es para usted la matemática?

- En una conferencia sobre Las mil y una noches, Jorge Luis Borges contó la historia de un hombre que vive apaciblemente en El Cairo, hasta que un día, en sueños, se le aparece una voz que le dice: Ve a la ciudad de Isafán y busca la mezquita; allí encontrarás un tesoro. El sueño se repite varias veces, hasta que el hombre decide emprender el viaje. Durante el trayecto, su caravana es asaltada y está a punto de perder la vida. Pero después de muchas penurias, llega a Isafán agotado y sin un céntimo, y resuelve pasar la noche en la mezquita, sin saber que en realidad era una guarida de ladrones. Es capturado por la policía, que lo lleva ante el cadí (juez). El hombre cuenta su historia y entonces el funcionario se ríe de él: "Extranjero ingenuo, he soñado tres veces que debo ir a El Cairo y buscar una casa que tiene un jardín, en el jardín una fuente, un cuadrante solar y una vieja higuera, que cavando bajo la higuera encontraré un tesoro fabuloso. Pero no fui tan tonto como para darle crédito. ¡Vete de aquí, toma este dinero y vuelve a tu casa!" El hombre regresa a su casa. Se dirige al jardín, cava bajo la higuera, entre la fuente y el cuadrante solar, y encuentra un tesoro fabuloso. Eso para mí es el espíritu de la matemática: dejarse llevar por un sueño.