NOTA DE PRENSA

Nota: Se dedicó a la microhistoria: adiós al historiador Pierre Vidal-Naquet
Autor de la nota:
Medio: Diario Hoy
Fecha: 31/07/2006
Libro: EL MUNDO DE HOMERO
Autor del libro: Pierre Vidal-Naquet
Extracto:

El 'affaire' Dreyffus (la condena por la alta traición de un militar francés judío -originada por su condición judía-, luego se demostró su inocencia) signó su sentido de la justicia.
Al estilo de Zolá, el historiador francés Pierre Vidal-Naquet dijo muchas veces "yo acuso".
Fue un intelectual comprometido (frase tan ´70 ésa, pero que en este caso hace sentido). Manifestó en contra de la Guerra de Argelia, se opuso a aquellos que niegan el Holocausto, intentó mejorar la situación de los que viven en las cárceles. Era además, un especialista en la Grecia antigua.
La Parca lo buscó en algún momento en el que viernes se hacía sábado. Tenía 76 años. Estaba internado en Niza desde el lunes pasado.

París ocupada

Pierre Vidal-Naquet había nacido en París en 1930 en una familia de origen judío no practicante -su padre, abogado, era profundamente republicano- y su vida quedó marcada por su participación adolescente en la resistencia a la ocupación de Francia por los nazis quienes, a través de la Gestapo, arrestaron a sus padres en Marsella en 1944.
Sus padres murieron en el campo de exterminación de Auschwitz.
Saber que su padre había sido torturado antes de su deportación lo convirtió en un feroz combatiente contra la idea de que el Estado francés usara la tortura en la Guerra de Argelia, y por eso fue uno de los firmantes en 1958 del Manifiesto de los 121 contra ese conflicto y escribió sobre la cuestión su primer libro, 'L'Affaire Audin' que le valió una suspensión profesional.
Más recientemente, también destacó por su actividad militante y como intelectual con su oposición a la emergencia de un movimiento de negación del Holocausto, a lo que contribuyó con títulos como 'Les Assassins de la memoire' (1995) o 'La Solution finale dans l'historie' (2002).
En 1971, junto a otros dos intelectuales, Michel Foucault y Jean-Marie Domenach, firmó un manifiesto de denuncia sobre la situación de las prisiones.
Vidal-Naquet, que contaba cómo el relato que le hizo de niño su padre sobre el caso Dreyffus lo impresionó vivamente, se pronunció públicamente contra guerras que consideraba injustas, como la de Vietnam o la de Irak.
En 2003 participó de un llamamiento de personalidades judías en la que manifestaba su solidaridad con el pueblo palestino y criticaba muy duramente al entonces primer ministro israelí, Ariel Sharon, al que acusaba de dirigir una política 'criminal' a partir de 'una ideología nacionalista y un racismo anti-árabe'.

Biografía académica

En cuanto a su biografía académica, su primer destino tras especializarse en los estudios sobre la Grecia antigua fue en un liceo de Orleáns en 1955 antes de pasar a la Facultad de Letras de Caen, en 1956, y a la de Lille, en 1961. En 1962 entró a formar parte del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) desde un puesto de profesor en la Universidad de Lyon y poco después llegó a ser director de estudios de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales.
Entre sus libros de historia más conocidos figuran 'Mythe et tragédie en Grece ancienne' (Mito y tragedia en la Grecia antigua) con Jean-Pierre Vernant (1972) o 'La démocratie grecque vue d’ailleurs' (2001).
Intelectualmente se consideraba deudor de la escuela de la microhistoria fundada por los italianos Carlo Ginzburg (el de 'El queso y los gusanos') y Giovanni Levi, y muy particularmente por el historiador francés Marc Bloch.

 

Otras Notas de prensa

De realidades y leyendas
El mundo de Homero