NOTA DE PRENSA

Nota: Un homenaje a Cervantes
Autor de la nota: María Malusardi
Medio: Revista Debate
Fecha: 05/01/2006
Libro: LA OTRA MANO DE LEPANTO
Autor del libro: Carmen Boullosa
Extracto:

De paso por Buenos Aires para presentar su novela 'La otra mano de Lepanto', la escritora mexicana Carmen Boullosa dialogó sobre las razones, vinculadas con la actualidad mundial, que la llevaron a escribir una novela sobre las guerras religiosas medievales, y habla de su devoción por la obra de Silvina Ocampo.

Carmen Boullosa es una escritora mexicana que actualmente vive en Nueva York. Poco conocida en la Argentina -no obstante su considerable trayectoria como narradora y poeta-, presentó en el Malba su nueva novela 'La otra mano de Lepanto' (Fondo de Cultura Económica). Esta voluminosa obra rescata elementos de despliegue narrativo decimonónico, según palabras de su autora. Pero está construida, en verdad, como una novela medieval, por su encadenamiento de historias dentro de otras historias, o bien historias y personajes que llevan a nuevas historias y a nuevos personajes.
El homenaje a Cervantes no sólo es evidente sino deliberado. El personaje de María la bailaora, una gitanilla que se ha paseado por sus 'Novelas ejemplares', y la presencia del propio Cervantes como personaje -y aquí aparece lo 'pirandelliano' del asunto- trasladan al lector a un momento de la historia que, según la propia autora, remite a ciertos sucesos trágicos de la actualidad: las guerras religiosas.
En agosto de 2001, Boullosa arribó a Nueva York para instalarse un año, luego de obtener una beca de la Biblioteca Pública de esta ciudad que se otorga a escritores y académicos. Relata: "Una mañana, cuando fui a tomar el metro, nos avisaron que estaba cancelado. Salí entonces a la calle y en mis narices, repentinamente, se cayó un pedazo de cielo. Era la primera de las Torres Gemelas. Mi hija venía caminando detrás de mí. El caso es que la esperé tantito y cuando la vi llegar, tenía las pestañas y el cabello blancos de todo aquello que flotaba en el aire. Fue muy difícil ese año en Nueva York. Entre las declaraciones del cretino de Bush y las del otro lado, los fundamentalistas. Esto a mí me dejó completamente desconcertada, nunca me imaginé que la entrada al siglo XXI iba a ser el regreso a guerras religiosas. No me entraba en la cabeza, no me caía el veinte, como decimos en México. El proyecto de escritura para la biblioteca se me hizo trizas. Ya no me supo a nada. Y empecé a leer los clásicos, que es lo que hago cuando no entiendo nada de la vida. Lope de Vega, Quevedo, Cervantes. Y me introduje en las crónicas de la batalla de Lepanto, la guerra religiosa por excelencia. Me aboqué a la lectura y en una de las crónicas de esta batalla me tropecé con este personaje: María la bailaora, que se convierte en la heroína de esta guerra". Así nació esta novela: mucha documentación histórica, un buen aditamento de invención literaria y un castellano cuidado.
Boullosa rememora sus comienzos de la mano de Octavio Paz, sus primeras publicaciones en la editorial Vuelta, a cargo del autor de 'El laberinto de la soledad'. El Premio Xavier Villaurrutia que obtuvo por su primera novela, 'Antes'. Y, fundamentalmente, insiste en destacar su amor y devoción por la cuentística de Silvina Ocampo.
"Es una autora muy singular, muy auténtica. Empecé a hacer un culto a Silvina en la medida en que llegaban sus textos a mis manos. Y comencé a enviarle cartas de amor literario que nunca me respondió. Cuando salió mi primer libro, sentí que ya tenía la carta credencial. Y me dije: ahora sí Silvina me va a contestar. Pero no me contestó. Poco después vine a Buenos Aires, a un encuentro de escritores. Por recomendación de Paz, llamé. Me atendió Bioy con gran afecto porque él había leído todas mis cartas. Ahí, entonces, me enteré de que Silvina estaba enferma hacía años. No hay nadie como ella, es un universo único con una estética bizarra. Le tengo culto. A tal punto que si encontrara sus zapatillas, me las llevaría a mi casa".