A la orilla del viento
 
latizq este boletín novedades agenda recomendados nuestros libros otros boletines
latizq este boletin novedades agenda catalogo otros boletines
  nene con telescopio

novedades

 

 

 

El aprendizaje amoroso

El aprendizaje amorosoEl aprendizaje amoroso

Laëtitia Bourget / Emmanuelle Houdart (Texto / Ilustraciones)

Los especiales de A la orilla del Viento, 2008
Tapa cartoné, 23,5 x 31 cm, 36 pp. Color

$ 39,00 Comprar

 

 

 

Para quien todavía no lo sabe, los libros álbum llegaron para embellecer la vida de todos los
lectores, no sólo de los chicos. Hay muchos libros álbum o álbumes ilustrados, como se los conoce también, que tocan algún tema de manera tan sensible, con tanta capacidad de despertar en nosotros recuerdos, sueños y pensamientos, que chicos y grandes los leemos y los volvemos a leer con gusto.

 
El aprendizaje amoroso es uno de esos libros para lectores de todas las edades: para los enamoradizos de salita azul y, sobre todo, para las mamás y los papás de esos enamoradizos que encontrarán muchísima riqueza en el relato y las ilustraciones.
¿Cómo decidieron el lugar de las cosas?

 

  Fueron muy felices y tuvieron muchos hijos. ¿Y?
El libro comienza donde terminan los otros: "Fueron muy felices y tuvieron muchos hijos. ¿Y?" Habrá que recorrer las páginas para saber cómo llegaron el príncipe y la princesa a quererse, a tolerarse, a soportarse, a perdonarse y a seguir queriéndose.

 

¿Siempre es rosa el amor?
¿Se puede seguir esperando al príncipe azul o a la princesa encantada?
¿Y cuando los encontramos, qué?

 
En el palacio todo es color de rosa

 

 

 
Llega el momento del amor,
de la desmesura, de la libertad,
de los juegos interminables, los descubrimientos y la alegría.
El amor, la desmesura, la libertad...

 

 

  Pero también ordenar, comprar, cocinar...

Pero pasados el encantamiento y la emoción, llega la hora ordenar, comprar, pagar, cocinar, organizar, trabajar, repartirse el espacio del ropero. Hay que conciliar hasta el color con el que se quiere pintar la casa y acordar el nombre de los bebés.

 

 

 
¿Y qué hacer si el príncipe ronca o a la princesa le salen granos en la cara?
¿Y si los zapatos del príncipe tienen olor a queso o a la princesa se le escapa un ruidoso aroma?
Ya no todo es color de rosa

 

 

  La indiferencia, los celos, la independencia...
Todavía el amor tiene que pasar más pruebas: los amigos, la indiferencia, los celos, el cansancio, el aburrimiento, el deseo de estar con otras personas, el deseo de estar cada uno por su lado...

 

¿Y qué será lo que salva el amor? ¿Cómo seguir amándose a pesar de todo? El libro ofrece una respuesta, sólo hay que buscarla entre estas páginas ilustradas con unos dibujos bellísimos, románticos, fantasiosos y enigmáticos... como el amor.

 

 

La princesa de largos cabellos

La princesa de largos cabellos

Annemarie van Haeringen (Texto e ilustraciones)

Los especiales de A la orilla del Viento, 2007
Tapa cartoné, 21 x 25,5 cm, 27 pp.

$ 36,00 Comprar

 

 

Desde siempre, el cabello de las mujeres ha tenido mil y un simbolismos: largos para las solteras, corto para las casadas. Señal de castidad, de pureza de juventud, de vivacidad. Suelto, recogido, tapado bajo un sombrero, dejando la nuca despejada. En cada época, en cada momento de la historia se le ha dado distintos significados y se ha esperado que las mujeres lo lleven de tal o cual manera... y las princesas no han estado exceptuadas de estas reglas.

 
Ni hablar de la princesa de esta historia.
Que ya de bebé mostró tener un cabello hermoso y abundante como de reina.
La princesa bebé tenía un largo y hermoso cabello

 

Y su cabello creció tanto, pero tanto, que muy pronto necesitó de una larga cola de sirvientes para peinarlo y cuidarlo. El lavado semanal se convirtió en una tortura.

 
El cabello creció y creció

 

¿Por qué será que su padre, el rey, dice que "El cabello es el tesoro más valioso de una mujer, y que ¡cuanto más largo, mejor!" Sin proponérselo o muy a propósito, el rey logra que la princesa esté todo el día quieta, sentada sin posibilidades de moverse, ni saltar a la cuerda, ni subir un columpio y mucho menos jugar afuera.

 
El baño de cada semana se convierte en una tortura

 

El único modo de moverse es llevar su cabello en maletas, pero pesan tanto que la princesa necesita del hombre fuerte del circo. Que, por fortuna, es un encanto y cuenta las más apasionantes historias.

 

 
Llega el momento de encontrar un marido: la princesa debe casarse, pero no será fácil encontrar un pretendiente que quiera a una princesa atada a dos maletas y al hombre fuerte.
El hombre fuerte del circo lleva su cabello en las maletas

 

El rey anuncia, desesperado, que en las maletas se esconde un tesoro... la princesa comprende que con el contenido de esas valijas su pobre reino puede volverse rico, no obstante, los pretendientes llegados de todo el mundo no parecen entusiasmarla.

Mira atrás, ¿y quién está? El hombre fuerte, con quien partirá muy sigilosamente del palacio rumbo a las montañas en busca del circo. Sólo llevan las maletas con el cabello de la princesa y cuando la noche cae y se siente un frío helado...

 
La princesa y el hombre fuerte huyen en busca del circo
La princesa de largos cabellos es una bella parábola sobre la libertad y la necesidad de saber renunciar a algunas cosas para alcanzarla.

 

 

 

Libro caracol

Libro caracol

Javier Sáez Castán (Texto e ilustraciones)

Los especiales de A la orilla del Viento, 2007
Tapa cartoné, 23,5 x 23,5 cm, 24 pp.

$ 38,00 Comprar

 

Raudo y veloz avanza... el caracol. Al menos a Felipe le parece que el caracol Número Uno pasa a gran velocidad.

 
Estaba justo por comerse su merienda, una rica galleta con forma de espiral, cuando lo ve, muy orondo, camino a la meta.
Felipe ve pasar al caracol Número Uno

 

 
Felipe se lanza a perseguir al caracol
Felipe, con el Número Dos, se lanza a perseguir al caracol Número Uno, que corre y corre y, por ahora, lleva la delantera. Felipe es valiente, sufre toda clase de peligros: se magulla con las zarzas.

 

Al llegar a un charco se embarra un poco (hasta parece que traga un poco de barro)
mientras que el hábil caracol se embarca en una hoja de col.

 
Nuestro bebé va acompañado de algunos personajes muy simpáticos como el pequeño erizo, el elefante y la rana, pero la compañía no le sirve para no sentirse completamente rendido y desanimado.
A Felipe lo acompañan el erizo y la rana

 

¡Ay! Qué disgusto para Felipe, llora que te llora frustrado porque el caracol ya dio la vuelta por ese laberinto tan complicado y parece que llegó a la meta. Un enanito lo consuela, después de todo será subcampeón y habrá un regalo para él cuando llegue al final de la carrera.

 
Felipe recibe su regalo de subcampeón: un Libro caracol
¡Efectivamente había un regalo para Felipe! ¿Qué era? Un Libro caracol, como el que da origen a esta historia y como el que te proponemos que leas.

 

En fin, colorín colorado esta carrera entre dos babosos, el caracol y el bebé, se ha terminado.

 
Colorín colorado, la carrera ha terminado