Estudiando con los breviarios 

-Formación docente-

 

Coordinación didáctica: profesora Silvia Gojman

Distribución gratuita

 

 

OBIOLS, Guillermo: Una Introducción a la Enseñanza de la Filosofía.
Buenos Aires, FCE, 2002.

 

 

¿Por qué recomendamos la lectura de este libro?

 

La reflexión acerca de las prácticas de la enseñanza en la Filosofía es el tema central de éste libro. Por diferentes razones –históricas,  concepciones tradicionales de la filosofía, prácticas de enseñanza- se han dejado sistemáticamente de lado las cuestiones referentes a la enseñanza y al  aprendizaje de la Filosofía.

En este libro, el profesor Obiols sistematiza sus reflexiones acerca de las prácticas de enseñanza y el lugar que el saber filosófico ha ocupado y ocupa dentro del ámbito educativo. A su vez, y como resultado de un oportuno análisis crítico-filosófico de la disciplina, este libro ofrece una buena oportunidad para conocer la identidad y el valor de determinadas prácticas y saberes que han sido relegados en los últimos tiempos de las aulas especialmente en las escuelas del nivel medio de enseñanza.

Sin embargo, lo que transforma a este libro, en un material de interés general para todo lector comprometido en la búsqueda de auténticos contenidos filosóficos, es el particular análisis que realiza de la dualidad “aprender filosofía” y “aprender a filosofar”. Ésta relación puede ser pensada como parte de una mirada más profunda, no sólo sobre el papel de la enseñanza de la filosofía, sino también, como previa reflexión a cuestiones fundamentales acerca de: ¿qué es la Filosofía? y ¿qué es un filósofo?     

Por último, el análisis de las cuestiones referentes al status de la filosofía y su enseñanza, desarrolladas en el libro, son una buena ocasión para que profesores de psicología, pedagogía, así como estudiantes avanzados de carreras humanísticas, reflexionen acerca de sus prácticas pedagógicas y  sus propios procesos de aprendizaje.

 

 

Notas sobre el autor

 

Guillermo A. Obiols (1950-2002). Fue profesor de filosofía, egresado de la Universidad Nacional de la Plata y Decano de la Facultad de Humanidades de la misma Universidad. Profesor adjunto en la Cátedra de Didáctica Especial de la Filosofía y Práctica de la Enseñanza de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. También se destacó como profesor de enseñanza media en el Colegio Nacional de Buenos Aires y en la Washington School. Ha publicado alrededor de doce libros como autor y co-autor sobre temas filosóficos y de educación.

 

 

Síntesis de la obra

 

El prólogo escrito por el Profesor Eduardo Rabossi, destaca el sentido de la enseñanza de la filosofía y afirma que el verdadero valor del libro es lograr despertar del “sueño dogmático” a quienes enseñan esta disciplina.

En la introducción del libro, el profesor Obiols, afirma la importancia de la enseñanza de la filosofía desde el nacimiento de las universidades en la Europa de la Edad Media y explica cómo se impuso,  a lo largo de la historia, como modelo de una “radical actitud crítica”.

En el primer capítulo, el autor expone los antecedentes históricos –europeos- de la enseñanza de la filosofía como paso previo para comprender su introducción en Latinoamérica y, especialmente, en la Argentina. A través de los textos utilizados en la escuela media a partir de 1863, analiza diversos  enfoques de la enseñanza de la filosofía destacándose, a partir de la década de 1980,  la  incorporación de objetivos pedagógicos. También se exponen los debates suscitados entre “vocacionalistas” y “profesionalistas” en torno a la necesidad objetiva de la existencia de una carrera específica de filosofía en la Universidad. Por último estudia un conjunto de problemas vinculados  a la enseñanza de la filosofía en la escuela media, y el impacto que la reforma educativa realizada en la década de 1990, tuvo en este campo.

En el segundo capítulo aborda la problemática del aprendizaje y la enseñanza de la filosofía, recorriendo el pensamiento de algunos filósofos clásicos –Kant, Hegel, Schopenhauer, etc.-, como ejemplos de posiciones encontradas en torno a la tensión entre “aprender filosofía” y “aprender a filosofar”. Destaca la importancia de comprender a la enseñanza de la filosofía como parte integral de la producción filosófica.

En el tercer capítulo plantea la necesidad de enriquecer la enseñanza y el aprendizaje de la filosofía incorporando algunas de las ideas de la pedagogía contemporánea: la centralidad  de los contenidos, el constructivismo, la idea del aula-taller, etc. También señala los límites y problemas del modelo técnico de la enseñanza, contraponiéndolo a un enfoque compatible con la mejor tradición filosófica que sostiene que “la enseñanza no puede limitarse a la aplicación de un diseño institucional”. Para finalizar  expone las bases de un modelo formal general para la enseñanza de la filosofía, aplicado a los niveles de la enseñanza media y universitaria, que propugna el diálogo profesor-alumno y la transformación de las aulas en espacios de enseñanza y de producción filosófica.

En el epílogo, el profesor Obiols, explica el sentido de situar a la filosofía en el centro de la escena curricular y propone estudiarla desde una perspectiva histórico-social con el objetivo de dar cuenta de las prácticas “heredadas” y de las modificaciones que se suscitan de generación en generación.

 

 

Para acompañar la lectura

 

1) Luego de la lectura del capitulo I del libro de Obiols:

 

a.     Defina las características que debe tener  la carrera de filosofía y cómo debe ser la formación de un “buen docente” de filosofía,  según los “vocacionalistas”, los “profesionalistas” y los “comprometidos”  (pág. 32).

 

b.     Compare las tres propuestas con el siguiente texto de  Karl Jaspers: La Filosofía (Breviario, FCE, 1984, pág. 121-122), teniendo en cuenta las siguientes variantes: 1) ¿qué es la filosofía? 2) ¿qué es un filósofo? 

 

“El pensamiento filosófico sistemático requiere un verdadero estudio. Éste estudio encierra en sí tres caminos:

                     Primero, el tomar parte de la investigación científica...

                     Segundo, el estudio de grandes filósofos...

                     Tercero, el vivir a conciencia diariamente...

Quien omite uno de los tres caminos no llega a un claro y verdadero filosofar. Por eso es la cuestión para cada cual, principalmente para cada joven, la forma determinada en que recorrerá estos caminos; pues sólo una pequeña parte de lo asequible a lo largo de ellos logra conseguir él mismo.

                La cuestión se divide en estas:

¿qué determinada ciencia intentaré llegar a dominar hasta el fondo como un  especialista?

¿cuál de los grandes filósofos voy no sólo a leer, sino a estudiar a fondo? ¿cómo voy a vivir?”

 

2) A partir de las diferentes modalidades de la enseñanza para el estudio de la  filosofía  que el profesor  Obiols describe en las páginas 34 y 35 de su libro:

 

a. Planifique una secuencia de clases en las que aborde un tema pertinente al campo de la filosofía que pueda ser estudiado desde el punto de vista histórico, problemático, de la lectura de textos y doctrinario. Algunos temas sugeridos: ¿qué es el hombre?,  fe y razón;  alma y cuerpo.

 

b. Considere dividir la clase en grupos, cada uno de los cuales estudiará el tema desde el punto de vista de una modalidad diferente.

 

c. Cada grupo expondrá  brevemente el tema asignado respetando las reglas y las condiciones de la modalidad.

 

d. Por último,  la secuencia puede concluir con la construcción de un cuadro comparativo que exprese las múltiples modalidades y puntos de vista que puede tener un mismo tema.   

 

3) A partir de las posiciones que los filósofos asumen acerca de “aprender filosofía” y “aprender a filosofar”, descriptas por  Obiols en el capítulo II de su libro, escriba una breve reflexión acerca de su propia práctica docente, tomando en cuenta las siguientes consignas: ¿Qué significa “filosofía” en el secundario?, ¿Qué enseñar de “filosofía” en la escuela media? y ¿Qué  esperar de la enseñanza de la “filosofía” en la escuela media?

 

4) Compare las propuestas del Modelo general formal de la enseñanza de la filosofía (pág. 82-85) para la escuela media, con la  incompatibilidad, que subraya Platón en su República,  entre filosofía y adolescencia:

 

“ ...cuando son niños y adolescentes, ha de administrárseles una educación y una filosofía propia de la niñez y de la adolescencia, y, mientras sus cuerpos se desarrollan para alcanzar la virilidad, deben cuidarlos bien, procurando así que presten un servicio a la filosofía. Y al crecer en edad, cuando el alma comienza a alcanzar la madurez, hay que intensificar los ejercicios que corresponden a ésta; y, cuando sede la fuerza corporal y con ello quedan excluidos de las tareas políticas y militares, dejarlos pacer libremente y no ocuparse de otra cosa que de la filosofía...” (498 b-c).

 

5) A partir del siguiente texto del filósofo Etienne Gilson, analice qué relación puede establecerse entre los pares de conceptos  filosofía - libertad, filosofía – trabajo y filósofo-docente.

 

“Para un verdadero gran filósofo, la enseñanza es una molestia o, por lo menos, un mal menor. Un puesto de profesor es, entre todas la ocupaciones, aquella que le permite ganarse la vida con el menor daño posible para una autentica vida filosófica. Mientras enseña quizá no esté filosofando, pero por lo menos está hablando de filosofía. Esta distracción lo aleja lo menos posible de la filosofía”. ( Obiols, pág. 58).     

                                                                              

6) Compare y señale similitudes y diferencias entre los textos que siguen y la exposición que realiza Obiols de los tres momentos -inicio (concreto), desarrollo (abstracto) y cierre (concreto) - del Modelo formal general para la enseñanza de la filosofía (pág. 78-79).

 

 

 a. Dialéctica hegeliana 

“La dialéctica en su conjunto presenta en Hegel (...) 1º la fase del entendimiento abstracto o de la tesis simplemente establecida; 2º la fase de la reflexión negativamente racional de la antítesis, a la que Hegel da también el nombre crítico, de fase de la negación, del conflicto, de la colisión, de la diferencia; 3º la fase de la mediación positivamente racional, es decir, negación de la negación o síntesis”. Ernst Bloch: Sujeto-objeto. El pensamiento de Hegel (FCE, 1982, pág. 117)

 

b.  Dialéctica medieval.

“La dialéctica permite ir más allá de la comprensión del texto para tratar problemas que éste plantea (...) De conformidad con procedimientos apropiados, la lectio se desarrolla en quaestio (...) El intelectual universitario nace desde el  momento en que el intelectual de pasivo se hace activo. El maestro no es ya un exegeta sino que es un pensador. Da sus soluciones, crea. Su conclusión de la quaestio, la determinatio, es obra de su pensamiento”. Jacques Le Goff: Los intelectuales en la Edad Media, Gedisa, 1990, pág.92

 

7) El profesor  Obiols afirma que: ”...las prácticas pedagógicas se heredan y modifican de generación en generación...” (pág. 88). Le proponemos que reflexione acerca de sus propias prácticas pedagógicas, respondiendo las siguientes preguntas:

 

a. ¿Qué actividad de innovación considera que ha implementado en sus clases? ¿Por qué considera que es innovadora?

 

b. ¿Se considera usted un filósofo/a cuando se encuentra dictando clases? ¿Por qué?

 

c. ¿Cree que existen incompatibilidades entre la docencia y la reflexión filosófica? Fundamente su respuesta.

 

d. ¿Piensa que es (pertinente / válida) la afirmación de Obiols de: “ubicar a la filosofía en el centro de la escena curricular”?   Fundamente su respuesta.

 

 

Sugerencias en Internet

 

http://cablemodem.fibertel.com.ar/sdisegni: es una página dedicada a el Prof. Obiols.

 

www.apa.udel.edu: página de la Asociación Filosófica Americana.

 

www.farafilosofia.net/internazionale/obiols-1.htm: página en donde se puede encontrar bibliografía sobre educación y filosofía.

 

 

Esta guía fue elaborada por Martín Glatsman, Profesor en Filosofía.