Estudiando con los Breviarios
– ciencias sociales –

 

Coordinación Didáctica profesora Silvia Gojman

Distribución gratuita

 

 

JELIN Elizabeth, Pan y afectos. La transformación de las familias,
Buenos Aires, FCE, 1998.

 

 

¿Por qué recomendamos leer este libro?

 

Este libro desarrolla algunas líneas de reflexión sobre un tema que tiene fuertes implicancias personales y sociales: “la familia”.

Los medios de comunicación presentan a diario conmovedoras noticias sobre familias. Son motivo de notas periodísticas las llamadas “jefas de familia” que en 1960 sostenían el 8,6% de los hogares en la Capital Federal, y hoy llegan al 34,2%. Estas cifras evidencian que en el ínterin, hubo un quiebre en el modelo familiar.

La familia es además una imagen que tiene rating: en su momento fueron los Campanelli, luego los Ingalls y más tarde los Simpson. Son familias con problemas, pero que insisten en marcar su sentido de seguridad y núcleo primigenio.

Los problemas por los que hoy atraviesan las familias convocan a políticos, funcionarios, organizaciones no gubernamentales, profesionales e investigadores, desde distintas disciplinas y perspectivas teóricas. En este contexto, resulta necesario que la escuela se plantee diferentes preguntas acerca de qué se debe esperar de ella: ¿cuál es su papel en este proceso de transformación?; ¿cómo recoge los nuevos debates y la diversidad de aportes para su reflexión?; ¿cómo juega esa información en el proceso de acompañar e instrumentar a los niños y los adolescentes para afrontar las transformaciones en las que se encuentran inmersos?

Este libro aporta elementos que permiten ensayar algunas respuestas así como abrir nuevos interrogantes. Es en “la convergencia entre la biografía personal y la historia social” donde la autora convoca al lector a reflexionar sobre las transformaciones de una institución que es considerada en muchos casos “natural” o “normal”. Esta premisa será revisada a lo largo de todo el libro.

Los dos ejes de análisis que recorren toda la obra y desde los cuales son analizadas las familias –una perspectiva de género por un lado, y el análisis crítico sobre la distinción entre lo privado y lo público por el otro– son objeto de múltiples investigaciones en el campo de las ciencias sociales y forman parte de los temas que hoy discute la sociedad.

 

 

Síntesis del libro

 

En el prefacio, Elizabeth Jelin anticipa la tesis central del libro: “la familia es una institución social, creada y transformada por hombres y mujeres en su accionar colectivo”. Atribuye la diversidad de formas familiares a potentes procesos de cambio social, económico, tecnológico y político. Esta perspectiva multidimensional de análisis no es abandonada en ningún momento y tal como lo señala la autora, “se halla comprometida con la democracia y la igualdad”, puesta a jugar en diferentes escalas: en el interior de las familias, en la relación entre la variedad de formas familiares y en el contexto sociopolítico más amplio.

En la introducción, ella señala que a pesar de la heterogeneidad de organizaciones familiares y de parentesco en distintas sociedades a lo largo de la historia, existe una constante: la familia cumple la función de organizar la convivencia, la sexualidad y la procreación.

Señala que en los dos últimos siglos se ha ido construyendo en Occidente un modelo homogéneo de familia “ideal”: la familia nuclear. Nuevas investigaciones basadas en una perspectiva de género y en la distinción entre lo privado y lo público, ponen en cuestión la imagen idealizada de la familia nuclear y permiten analizar sus transformaciones. Dichas transformaciones, que suelen ser atribuidas a la crisis de la familia, pueden ser pensadas a partir de esos estudios, como el germen para la innovación y la creatividad social. Señala la autora que nos encontramos frente a una creciente multiplicidad de formas de familia y de convivencia, que forman parte de los procesos de democratización de la vida cotidiana.

La modernidad, a lo largo de los últimos tres siglos, abrió un largo proceso de emergencia de sujetos individuales autónomos. La libertad y la autonomía individual pasan entonces a formar parte del conjunto de determinaciones de la vida social. Condicionan transformaciones significativas en los patrones sociales que gobiernan el matrimonio y la familia: el matrimonio y la unión se basan en la elección personal guiada por el amor. Lo que se desestructura de este modo no es la familia sino una forma de estructuración de la familia tradicional, la familia patriarcal en la cual el jefe de familia tiene poder de control y decisión sobre los otros miembros. Jelin explica cómo y por qué el modelo patriarcal comienza a quebrarse. Para ello, analiza cómo a partir de las nuevas condiciones generadas por la Revolución Industrial en Occidente, se produce la separación entre casa y trabajo con efectos sobre la familia, que va perdiendo su papel productivo para ocuparse principalmente de las tareas de reproducción.

También contribuye al resquebrajamiento del modelo la creciente penetración de lo social en el ámbito privado de la organización familiar.

A pesar de las modificaciones señaladas, destaca la autora cómo los datos muestran que los lazos familiares siguen siendo los criterios centrales para la conformación de los hogares. El cambio social no se produce en la dirección de abandonar los lazos familiares como criterio de convivencia, sino en el cambio respecto de la estabilidad temporal de la composición del hogar. Concluye la autora que la familia contemporánea, ubicada en un lugar contradictorio entre el mundo público y el ámbito de la privacidad y la intimidad, nos ubica en “la necesidad de promover y apoyar la gestación de múltiples espacios de sociabilidad en distintos tipos y formas de familias, así como en organizaciones intermedias alternativas o complementarias, que promuevan el reconocimiento mutuo y la participación democrática”.

 

 

Para acompañar la lectura

 

1.        Antes de comenzar con la lectura del libro, se sugiere confrontar a los alumnos con sus ideas y experiencias sobre el tema. Para ello se podrá trabajar a partir de las preguntas recogidas de la introducción al libro Vivir en familia, compilado por Catalina H. Wainerman, editado por Unicef/Losada, Buenos Aires, 1996: ¿La familia está en crisis? ¿La familia desaparece? ¿La familia se transforma? ¿Cuál es el futuro de la familia?

·         Relevar las respuestas en el grupo de alumnos y abrir el debate acerca de las mismas.

·         Seleccionar muestras de personas a quienes formular las preguntas, definiendo conjuntamente el criterio de selección, que podrá ser por edades y género.

Sistematizar las respuestas para facilitar luego la comparación de las opiniones recogidas con la información brindada por el libro y otros materiales complementarios.

2.        En el capítulo 1, Jelin afirma que “en el mundo occidental la familia centrada en la autoridad patriarcal está en decadencia”.

·         Buscar en diarios y revistas de actualidad, dos ejemplos que justifiquen la afirmación y dos que la contradigan.

3.        Confeccionar una agenda de temas vinculados a la problemática de la mujer en la actualidad, a partir de información recogida en las conclusiones de las Conferencias Mundiales sobre la Mujer, en organismos públicos y en Organizaciones No Gubernamentales que se ocupan de los derechos de la mujer.

4.        En el capítulo 3, página 56, Jelin propone como principio organizador para entender la diversidad de las formas de familia en la actualidad:

·         partir de las actividades constitutivas de las relaciones domésticas como la producción y el consumo cotidiano de alimentos y otros bienes y servicios de subsistencia y la reposición generacional, como tener hijos, cuidarlos y socializarlos, y atender a los ancianos.

·         preguntarse acerca de cuáles son los ámbitos donde se desarrollan dichas actividades.

·         indagar cómo están constituidos los grupos sociales que las comparten.

·         Investigar acerca de casos de no-coincidencia entre la unidad doméstica donde se desarrollan dichas actividades y la estructura familiar en diferentes sociedades. Al respecto se puede consultar Historia de la Familia, Alianza Editorial, Madrid, 1986. En el tomo I, página 63, se puede analizar el cuadro “Tipología de unidades domésticas”.

·         Confeccionar un cuadro que permita visualizar diferentes formas de familia en la actualidad, en función de los ámbitos donde se desarrollan las actividades domésticas.

5.        El proceso de separación entre “casa” y “trabajo” es analizado en el capítulo 2. Este proceso se puede observar a lo largo del siglo xx en América Latina, primero como producto de la  multiplicación de los flujos migratorios internos provocados por un rápido proceso de urbanización y de crecimiento de las grandes metrópolis, y luego por la incorporación masiva de mujeres adultas al mundo laboral.

·         Seleccionar dos casos de migraciones en la Argentina: migración de mujeres para el servicio doméstico urbano e inmigración europea a principios del siglo xx.

·         Analizar la presencia de vasos comunicantes entre las zonas de origen de los migrantes y las ciudades receptoras, y describir la relación casa/trabajo en los dos casos seleccionados.

6.        Es posible prever que la participación de las mujeres seguirá incrementándose en el futuro. A partir de esta situación, uno de los grandes dilemas contemporáneos es cómo definir y promover la equidad de género para la resolución de las tensiones generadas por la inclusión de hombres y mujeres en el trabajo fuera del hogar. Será necesario detectar y solucionar las situaciones de déficit doméstico (capítulo 2, “Familia y trabajo”).

·         Identificar políticas sociales promovidas por organismos estatales y no gubernamentales tendientes a dar respuesta a estas situaciones en nuestro país y en otro país de América Latina.

7.        Algunas tendencias sociodemográficas han tenido una incidencia importante sobre las transformaciones de la familia a lo largo del siglo xx: las tendencias en los patrones de matrimonio, los cambios en la fecundidad y en la mortalidad y la estructura de edades.

·         Analizar el cuadro de la página 89 “Hogares urbanos con jefatura femenina, 1980-1990” y el cuadro de página 94 “Tipos de hogares en países seleccionados, América Latina, circa 1990” y describir las tendencias que se observan en el tipo de organización familiar.

8.        En el capítulo 4, son analizadas las relaciones entre familia y pobreza:

·         Identificar las variables que permiten detectar cuáles son los hogares con mayor vulnerabilidad.

·         Buscar en la revista El Correo de la Unesco de enero de 1997 propuestas tendientes a intervenir sobre las problemáticas de la pobreza que afectan a millones de familias en todos los continentes.

9.        La distinción entre espacios privados y mundo público resulta pertinente para hablar de familia. Dado que se trata de una distinción construida e históricamente cambiante, aquello que en una sociedad y en una época determinada es definido como parte de la vida privada puede convertirse en asunto público en otro momento (capítulo 5, página 105).

·         Buscar ejemplos para las diferentes modalidades de intervención del Estado en la vida familiar: ejemplos de políticas públicas, de mecanismos legales y jurídicos, de instituciones en las que dichas políticas y legalidad se manifiestan.

10.   La relación entre familia y Estado se manifiesta en diferentes campos.

·         Buscar en la Constitución Nacional y en las Declaraciones y Pactos Internacionales de Derechos Humanos, los artículos que se relacionan con los derechos humanos en la vida familiar. Se podrá consultar el texto La Constitución Nacional y los Derechos Humanos, Buenos Aires, eudeba, 1994.

11.   El libro de Armando Silva, Álbum de familia, la imagen de nosotros mismos, Colombia, Norma, 1998, muestra de qué manera el álbum de fotografías recoge muchos de los aspectos vinculados a las transformaciones señaladas por Jelin en su libro.

·         Buscar en los registros fotográficos de la propia familia y de otras cómo se expresan las relaciones de género y las generacionales, y el tipo de familia del que está dando cuenta.

·         Confeccionar un archivo de familias a partir de un ordenador histórico en el que se puedan observar las transformaciones sufridas por cada una de ellas a través del tiempo.

·         Consultar el libro La infancia y la vida familiar en el antiguo régimen, de Philip Aries, Editorial Taurus, sobre las representaciones de la infancia reflejadas en las pinturas de época.

 

 

Esta guía ha sido elaborada por Perla Zelmanovich, Psicoanalista.