NOTA DE PRENSA

Nota: Minucioso ensayo sobre la obra de Ricardo Piglia
Autor de la nota:
Medio: El Comercial
Fecha: 18/05/2007
Libro: EL ESCRITOR Y LA TRADICIÓN
Autor del libro: Jorge Fornet
Extracto:

La obra narrativa de Ricardo Piglia en tensión y en diálogo con una tradición cimentada en Roberto Arlt y Jorge Luis Borges es uno de los núcleos del libro 'El escritor y la tradición', documentado y pormenorizado análisis del ensayista cubano Jorge Fornet, que acaba de ser presentado en la Feria del Libro.
Fornet, a quien la indagación sobre la obra de Piglia le llevó siete años, escribió también 'Reescrituras de la memoria: novela femenina y revolución en México', 'La pesadilla de la verdad' y 'Para qué sirven los jarrones del Palacio de Invierno', entre otros libros, y obtuvo el Premio Alejo Carpentier de ensayo 2006.
Actual director del Centro de Investigaciones Literarias de Casa de las Américas de Cuba, el autor de 'El escritor y la tradición' -editado por el Fondo de Cultura Económica- confiesa que su interés en materia investigativa se abre hoy a obras de numerosos autores, incluso aquellos que no han elegido como forma de expresión la letra impresa.
Fornet, que hace unos días estuvo en Buenos Aires presentando su ensayo en la Feria del Libro, aduce que eligió a Piglia por "la fascinación que ejerce su narrativa, sus textos críticos, las entrevistas y las relaciones entre ellos".
"Me resultaba atractivo desentrañar cómo esa obra fue conformando una tradición en la que encuentra un lugar su propio autor", destacó el ensayista a Télam.
"Piglia tematiza -según Fornet-, convierte en anécdota una cuestión que está presente de forma menos visible en gran parte de los escritores que valen la pena. Entenderlo a él ayuda, en gran medida, a entender los procesos literarios mismos".
Fornet hace hincapié, además, en lo difícil de precisar los géneros en la obra aludida, donde se cruzan géneros híbridos: "Parte de su atractivo reside en esa confusión entre los géneros, en otorgarles a éstos un sentido que en principio les parece ajeno", indicó.
"De ahí ese volumen bastante excepcional que es 'Crítica y ficción'. Por su parte una novela como 'Respiración artificial', se propuso incluir larguísimas tiradas que parecen más cerca del diálogo filosófico o de la crítica literaria que de recursos -si tal cosa existiera- puramente narrativos", alegó Fornet.
Para el escritor cubano "la usual división por géneros es una convención que Piglia cuestiona al punto de que concentra, en ese desplazamiento genérico, algunas de las claves de la lectura. Un caso claro sería el de 'Plata quemada', con ese epílogo en que la novela parece convertirse en (y pasa a ser leída como) un testimonio".
Un recurso que Piglia pone en el tapete es el plagio. En relación a este recurso y sus límites, Fornet explicó: "El tema en Piglia, que lleva a sus últimas consecuencias en 'Homenaje a Roberto Arlt', sirve para reflexionar sobre la propiedad en la literatura".
"En este relato -prosiguió el ensayista- Piglia utiliza un subterfugio: atribuir a Arlt -sin reconocerlo explícitamente- un cuento del escritor ruso Leónidas Andreiev, con lo cual coquetea con un límite literario. Puesto que el recurso difícilmente pueda repetirse; es decir, el relato, pone en práctica y agota una forma".
"Pero también -explicó Fornet- coquetea con un límite legal: dado que, en cierto sentido, se trata casi de un plagio real (es decir, un milímetro más allá hubiera podido justificar un proceso legal por atribución indebida)".
Las características de una obra como la analizada, disparan interrogantes diversos: ¿Piglia construye su narrativa desde la teoría?, ¿Cómo influye en la lectura el exceso de mediaciones culturales?
Para el ensayista cubano "tal vez se deba al propio Piglia, al entramado reflexivo con que rodea a sus textos, el espejismo que presuponen estas preguntas", aunque admitió "es difícil para cualquier iniciado en su obra pasar por alto el andamiaje teórico o esas mediaciones culturales".
En la misma dirección, el autor acotó que muchos de los libros de Piglia pueden ser leídos sin necesidad de contar con un arsenal teórico o cultural: "Que varios de sus mejores textos no eluden teorizar o se posicionan en un lugar altamente intelectualizado que exige un esfuerzo especial del lector. En un mundo donde sobreabunda la otra literatura, no creo que deba entenderse como un defecto", precisó.
¿Existe en la narrativa cubana un autor en la senda Borges-Piglia? Fornet no encuentra entre los autores célebres de la literatura cubana -Alejo Carpentier, Nicolás Guillén, Reinaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante y Severo Sarduy- poéticas en esa línea. Aunque con el tardío redescubrimiento en los 80 de Borges en Cuba "pasaron a un primer plano escritores como Virgilio Piñera y Eliseo Diego, con resonancias cercanas al autor argentino".
"Otros autores menos conocidos fuera de la isla -añadió Fornet- como Ezequiel Vieta o Miguel Collazo, por ejemplo, entre los ya desaparecidos, se acercan en algún punto a esa senda, pero sus obras no ha sido tan perceptibles en un contexto que en los últimos años ha privilegiado una literatura más referencial".