NOTA DE PRENSA

Nota: El valor de la ambigüedad
Autor de la nota: Antonio Requeni
Medio: La Nación
Fecha: 09/07/2006
Libro: LA OTRA REALIDAD
Autor del libro: Tomás Eloy Martínez
Extracto:

A partir de 'La novela de Perón' (1985) y 'Santa Evita' (1995), novelas traducidas a treinta y seis idiomas en sesenta países, Tomás Eloy Martínez ha pasado a ser uno de los escritores argentinos más reconocidos en el exterior. Dicha repercusión tuvo origen, sin duda, en el interés por el tema histórico o político de los libros mencionados, en cuyo tratamiento se ensamblan eficazmente ficción y realidad, pero también se debió -sería injusto no reconocerlo- a la calidad de su escritura.
Esta antología, 'La otra realidad', confirma el talento de Martínez, escritor y periodista, para lograr que se desvanezcan las fronteras entre lo ficcional y lo testimonial, entre invención y crónica. Como Truman Capote en 'A sangre fría' o Norman Mailer en 'La canción del verdugo' y su libro sobre Lee Harvey Oswald, nuestro compatriota hace periodismo con los códigos de la novela y novela con los códigos del periodismo; pone en evidencia la ambigüedad de lo real mediante el poder convincente de la ficción, vuelve imprecisos los bordes de uno y otro género, descubriendo así esa "otra realidad" con la que consigue atrapar y seducir al lector.
Los textos elegidos -fragmentos de novelas, artículos periodísticos, conferencias, prólogos y relatos inéditos- muestran a un escritor en el pleno dominio de sus recursos cuya voz, nunca impersonal, exhibe siempre un acento, un tono ('le ton fait la chanson', dicen los franceses) en sintonía con el interés o, más aún, la excitación de lo narrado.
El volumen se abre con un capítulo de su novela 'Sagrado' (1969) y dos versiones, una inicial y otra definitiva, de un capítulo de 'La novela de Perón'; siguen fragmentos de 'La mano del amo' (1997), 'Santa Evita', 'El vuelo de la reina' (1999) y 'El cantor de tango' (2004). Viene después una vívida aproximación a Julio Cortázar y su obra, así como a Macedonio Fernández, al venezolano José Antonio Ramos Sucre, a Luis Buñuel y Norman Mailer; comenta la compleja relación sentimental de Sartre y Simone de Beauvoir; reproduce el prólogo a la reedición de 'La pasión según Trelew' (1973), libro que lo obligó a exiliarse; una conferencia sobre "Periodismo y narración, desafíos para el siglo XXI" que dio en la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP); unas páginas transidas de admiración por la escritora Simone Weil y otras no menos conmovedoras en las que evoca a Susana Rotker, su esposa muerta en un accidente de tránsito en la ciudad norteamericana donde el autor ejerce la docencia universitaria. Algunos de esos textos aparecieron en La Nación, donde colabora asiduamente, y otros en Primera Plana , La Opinión , Página 12 y en publicaciones de Venezuela y Estados Unidos, así como en 'Lugar común la muerte' (1979), libro que Tomás Eloy Martínez ha manifestado preferir entre todos los suyos (nosotros también).
En el apartado "La otra ficción, En la frontera de la escritura y la lectura", se destaca un magnífico ensayo sobre "América, la gran novela", donde luego de ponderar la lograda fusión entre lo épico y lo mágico que, según él, define la novela latinoamericana, realiza la más lúcida interpretación que hemos conocido de 'Cien años de soledad', sobre su delirante imaginación y su esplendor verbal. En "Sombra terrible de Borges" hace una perspicaz lectura de la obra borgeana, refuta la idea de que el escritor debe ocultar u omitir sus sentimientos, como si ellos fueran una debilidad, una blandura del espíritu, y reivindica a Julio Verne y la escritura como felicidad. Otros interesantes conceptos sobre el oficio o el arte de escribir, sustentados en una vasta y profunda cultura literaria, encontramos además en "Contar una historia" (aquí impugna, como ya lo hizo antes Ernesto Sabato, los postulados del 'nouveau roman'). Hay, asimismo, agudos análisis del Quijote , de Kafka y de otros autores en los que aplica una mirada actual a textos de otras épocas.
El libro se completa con cinco relatos inéditos caracterizados por su contenido metafórico, alguno un tanto hermético, y otras páginas confesionales como "Entre la realidad y la ficción" y "Ficciones verdaderas", donde recuerda experiencias de infancia y adolescencia relacionadas con el despertar de la vocación en su Tucumán natal y su visión de una realidad insatisfactoria frente al carácter rebelde y gratificante de la imaginación.
Un excelente prólogo de Cristine Mattos, profesora de la Universidad de San Pablo, Brasil (responsable de la selección), examina los rasgos estilísticos de Tomás Eloy Martínez, la feliz urdimbre de su prosa y el punto de vista humano desde el cual parte el escritor para internarse en los variados paisajes y dimensiones de la literatura.