NOTA DE PRENSA

Nota: Perfiles del sonido
Autor de la nota: Diego Fischerman
Medio: Página 12
Fecha: 30/04/2005
Libro: PERFILES DEL SONIDO
Autor del libro: Héctor Vasconcelos
Extracto:

El arte del retrato callejero es un arte esquivo: la carbonilla recorriendo la hoja casi sin detenerse, la personalidad -una manera de ladear la cabeza, la forma de relajar los párpados, una sonrisa apenas insinuada- reflejada en un trazo breve y hasta casual, la sombra veloz para capturar otras sombras, más profundas. No admite ni la ingenuidad ni la sobrecarga; ni la ignorancia ni el alarde. El mexicano Héctor Vasconcelos -director durante cinco años del Festival Cervantino y embajador de su país en Dinamarca, Noruega e Islandia- practica ese arte, lo hace con la dosis exacta de observación y liviandad y se enfoca, en particular, en intérpretes musicales. En realidad, en algunos de los mejores intérpretes musicales del siglo XX. Menos interesante cuando intenta dar sus propios puntos de vista estéticos, más atractivo cuando pone su sagacidad al servicio de la descripción, sus retratos de Leonard Bernstein, Herbert von Karajan o Carlos Kleibler son sumamente ricos. En ninguno de estos casos intenta una biografía. Jamás pretende dar una visión totalizadora del personaje. En cambio, se centra en algunas de sus características -el perfeccionismo y la valoración de la tecnología en Von Karajan, el director que inventó el disco de música clásica tal como se lo conoce en la actualidad, la cultura, la pasión por la literatura, la antisolemnidad y el 'radical chic' (según Tom Wolfe) de Bernstein- para desde allí dibujar su perfil. Artur Rubinstein, Claudio Arrau, Yehudi Menuhin, Henryk Szeryng, Plácido Domingo, Martha Argerich y Yo-Yo Ma son los otros cuyos gestos más reveladores -no siempre los más evidentes- aparecen recuperados por la carbonilla precisa de Vasconcelos.