NOTA DE PRENSA

Nota: Ante el gran desafío de una antología argentino-brasilera. Busca dar cuenta de un vasto espacio lírico y ponerlo en diálogo con traducciones de poetas por poetas.
Autor de la nota: Carmen Perilli
Medio: La Gaceta - Tucumán
Fecha: 27/07/2003
Libro: PUENTES/PONTES
Autor del libro: Jorge Monteleone y Heloisa Buarque de Hollanda
Extracto:

Este libro, que acomete la difícil tarea de la antología, se arma en el espejeo de dos lenguas. Desafío mayúsculo que busca dar cuenta de un vasto espacio lírico al mismo tiempo que ponerlo en diálogo a través de la traducción de poetas por poetas. Un trabajo colectivo que busca unir dos orillas a partir de sus imaginarios líricos.
'Puentes/Pontes' crea un utópico paso de papel entre Brasil y Argentina, culturas tan cercanas y tan lejanas a la vez. La iniciativa de Teresa Arijón merece elogios, entre otras cosas, por la belleza de la cuidada edición, publicada con el apoyo de dos fundaciones: Antorchas, de la Argentina, y Vitae, de Brasil. La tarea de selección está a cargo de Heloisa Buarque de Holanda, exponente de la poesía concreta brasileña, protagonista de lo que en los setenta se llamó poesía marginal, y Jorge Monteleone, crítico literario y periodista argentino.
Proponer un registro representativo de la poesía "contemporánea" es un intento ambicioso aunque necesario. Las series deben dar cuenta de la unidad y la diversidad dentro de cada literatura nacional que, por otro lado, encierra una enorme multiplicidad cultural. El criterio empleado -la fecha de nacimiento entre 1920 y 1950- quizá sea discutible. Se podrían haber intentado series teniendo en cuenta poéticas o simbólicas que permitieran encontrar cruces entre imaginarios. El crítico argentino opta por la segunda mitad del siglo XX argentino y la escritora brasileña elige las escrituras ulteriores a las vanguardias y el alto modernismo brasileño. Las miradas son distintas y se complementan; una, la del crítico; la otra, la del poeta. La "construcción" no es idéntica en las dos orillas ya que los criterios son distintos. Reúnen a cuarenta escritores.
Entre los argentinos están Diana Bellessi, Amelia Biagioni, María del Carmen Colombo, César Fernández Moreno, Joaquín Gianuzzi, Alberto Girri, Roberto Juarroz, Leónidas Lamborghini, Hugo Padeletti, Néstor Perlongher, Alejandra Pizarnik y Susana Thénon. Entre los brasileños, Adélia Prado, Affonso Avila, Ana Cristina César, Cacaso, Ferreira Gullar, Haroldo de Campos, José Paulo Paes, Mário Faustino y Paulo Leminski. El lector se sentirá impactado por las fulguraciones de la escritura femenina.
"En esta antología -nos dice Monteleone- la percepción de la poesía argentina no es la de una tradición sucesiva en el tiempo, que se desarrolla desde el pasado hacia el presente, ni la de una herencia que se transmite, en la cual cada poeta tiene un lugar fijo y definitivo. Su proceder es inverso: reconoce desde el presente una trama posible, pero no exclusiva; multiplica orígenes inconclusos; se estructura de modo discontinuo; elige una figura constelada en la cual todos los poetas obran de un modo simultáneo como una presencia activa y mutable. De ese modo, los veinte poetas elegidos conforman una trama de lecturas que remite más a su actualidad que a su genealogía". Heloisa Buarque señala que "cada antología encubre un gesto que no es inocente y responde a estímulos coyunturales" para agregar que lo que le atrajo, en este caso, "fue la oportunidad de revelar 'contrastes y enfrentamientos', y participar en una política de aproximación y divulgación de la poesía del continente. Además de eso, un proyecto como este trae, de inmediato, la cuestión de la traducción cultural lato sensu, que hoy considero uno de los grandes desafíos sociales que enfrentamos".
Monteleone, desde una mirada exterior, busca reponer una historia de la poesía, armando series. Buarque se centra en las últimas tres décadas, deja de lado a poetas como Augusto de Campos y a los poetas visuales. También se puede marcar la ausencia de una figura central, la de Joao Cabral de Melo Neto.
El libro tiene una respiración atrayente pero entrecortada, fruto de las distintas manos que intervienen. Su elaboración remite a múltiples problemáticas, como las de delimitación de zona literaria; relación entre sistemas culturales; la posibilidad de construcción de un "canon". Entre todas el reto mayor es la traducción en todos sus niveles: cultural, lingüístico y literario. El poema habita, de modo profundo, en la lengua.
Según Borges, "El concepto de texto definitivo no corresponde sino a la religión o al cansancio". Walter Benjamin decía de la traducción de poesía que busca en la lengua a la que se la tradujo cierta actitud capaz de despertar en ella un eco del original. En 'Puentes/Pontes' hay momentos en los que la palabra parece prestarse el juego; otros, en los que se niega. La lectura en dos lenguas es una intensa experiencia. Con momentos como la traducción realizada de la poesía de Juan Gelman por Haroldo de Campos o la de Lélia Coelho Frota por Diana Bellesi. Al comienzo nos quedamos desconcertados pero luego, como dice Pizarnik, aprendemos las imágenes del otro lado, nos encontramos con la poesía. "Eu fix um livro, mas oh meu Deus, / nao perdi a poesia". "Yo hice un libro, pero oh Dios mío, / no perdí la poesía" clama Adélia Prado. 'Puentes/Pontes' nos invita a encontrarnos con imágenes de los dos lados, con palabras de los dos lados, al mismo tiempo que nos conjura a la ceremonia mágica de la poesía.